Nos interesa adentrarnos en diversas experiencias de activismo artístico y prácticas colaborativas desarrolladas principalmente en el espacio público y en la ciudad de Sevilla durante los años 1999 y 2003. Estas experiencias estuvieron ligadas a diversos procesos autorganizativos y de luchas vecinales frente a políticas público-privadas de abandono, especulación y recambtio poblacional en los barrios del casco norte de la ciudad.

El propósito del siguiente texto no es tanto detallar y documentar de forma exhaustiva estas experiencias entre el arte y el activismo sino más bien exponer algunos casos con el fin de situar la mirada sobre algunos principios que propician las articulaciones entre los discursos antagónicos, el espacio público y los agentes implicados

De un tiempo a esta parte es muy probable que nos hayamos sentido interpelados por un sinfín de acepciones, acrónimos y combinaciones de conceptos que parecen remitirnos a una apertura de las relaciones del arte respecto a su función socia l: artivismo, arte político, arte social, activismo artístico, arte activista, prácticas colaborativas, arte de contexto, etc. 1 AIX GRACIA, F. (2006) “Comité de Intervencions” en BARBER, S; FRENSEL, V; ROMERO, M. (coords). El Gran Pollo de la Alameda. Como nació, creció y se resiste a ser comido. Una docena de años de lucha social en el barrio de la Alameda, Sevilla;1ª ed. Sevilla; 258 p. En todas ellas hay en común la idea de una invocación interesada de la conexión entre las artes y la creatividad por un lado, y la amplia esfera de lo social y político por otro. Se trata de una numerosa nomenclatura que no hace más que afirmar la multiplicidad de formas en las que el arte continúa redefiniendo su papel y experimentando su relacionalidad respecto a otros espacios de acción política y conflictividad social. Al mismo tiempo, toda esta variedad de expresiones, y más al no tratarse de un fenómeno homogéneo, acaban dificultando la comprensión de las especificidades, límites y potencias de las diferentes formas de hacer. 2 AIX GRACIA, F. (2006) “Aunque estés empadronado no eres nadie frente a la especulación” en BARBER, S; FRENSEL, V; ROMERO, M. (coords). El Gran Pollo de la Alameda. Como nació, creció y se resiste a ser comido. Una docena de años de lucha social en el barrio de la Alameda, Sevilla;1ª ed. Sevilla; 180 p.

Con el fin de aportar al debate y activar nuevos marcos de interpretación y acción, vamos a tratar aquí de acercarnos a un tiempo y a un lugar muy concreto: la zona San Luis-Alameda de Sevilla durante los años 1999-2003, en el marco de procesos autorganizativos y lucha vecinal, y de la mano de prácticas colaborativas entre el arte y el activismo en las, que de una u otra, manera estuvo involucrado el colectivo La Fiambrera .

Nos interesa reflejar aquí un abanico de prácticas y quehaceres artísticos que, más allá de sus aspectos formales, parecen repensar la cuestión de lo político en el arte a partir de la centralidad que se le otorga a su articulación. Una característica de este tipo de propuestas es que se conforman de manera específica en cada situación, conviven con un alto grado de experimentalidad y se componen, en cada ocasión, por agentes con necesidades diversas. Al final de la década de los años 90 del siglo XX principalmente de la mano de iniciativas vecinales, ecologistas y de okupación organizadas en el eje espacial San Luis-Alameda del casco norte de la ciudad, en colaboración con grupos de artistas, arquitectos y productores culturales. Buena parte de este proceso urbanístico y social quedó reflejado en una publicación que va a ser referencia obligada